jueves, septiembre 30, 2004

Ni un segundo más, ni un segundo menos...

El tiempo pasa y no detiene su camino... el tic tac de un reloj te recuerda que sigues vivo (ay! no, sigo rimando...) Y bueno, las cosas siguen en busca de su destino y ya me estoy cansando de terminar todo en i-o... =o)
La verdad estoy inspirada pero, como muchas veces, ocurre en un momento en el cual no tengo tiempo (y dale la burra al trigo, digo, la rima al poeta... o bueno, ustedes entienden) La verdad es que escuché (¿o lo pronuncié yo?) el tí­tulo de este post y bueno, me gustó bastante... Por lo menos aunque no tenga nada interesante que compartir con ustedes, por lo menos les doy un tí­tulo... Y si se les ocurre algo con él, hágamenlo saber y así­ ayudarán a esta pobre inspiración que se quedó sin tiempo para disfrutar...

1 comentario:

Korina!! dijo...

Hola!! Para mi este post le falta algo asi como q no debemos dejar que el reloj siga haciendo tic tac sin que nosotros mismos sepamos q el tiempo corre y no dbemos d dejar d hacer cosas q el tiempo pueda dañar alguna vez asi como decirle a alguien q lo quieres... Te dejo mi email helmy_kori@hotmail.com
pd: me gustan tus reflexiones