jueves, diciembre 16, 2004

La vida según Quino

2 comentarios:

Joseph Seewool dijo...

Magnífica visión. Ya que la vida no está programada así, habremos de intentar llevarla a cabo por nuestra cuenta, de algún modo. Sobre todo terminar la vida en ese tremendo orgasmo...A veces lo he pensado y creo que es la forma que elegiría de morir, si puedo elegir.
Eros y tánatos en una fusión perfecta.

Nita- dijo...

Mmmm... qué buena forma de morir, que me dé un paro en pleno orgasmo.

Mmm...