viernes, agosto 01, 2008

Retomando

A punto de escribir, se acaba de posar una mosca bien fea en mi laptop, y extrañamente no la he espantado, está ahí, quietita... le acabo de tomar una foto, nota rara la mía.


Qué les puedo contar de mi vida ahora último, bueno, algunos cambios, cosas inesperadas. No, no voy a dar detalles porque no lo creo necesario, y en parte, correcto. Es más, he querido postear ciertas cosas pero he preferido censurarlas. No me entienden, lo sé, pero bueno, algunos sí lo harán. Pero hay otras cosas que sí les puedo contar. La tesis sigue avanzando, se desvío un poco de su camino pero lo ha retomado. Me ha hecho parir la condenada, dura 9 meses y ha sido como un maldito embarazo. En mi caso la he querido hasta abortar, jeje, pero no voy a botar a la basura 1500 dolores dólares.

Mis planes a futuro siguen transformándose. Sigue en pie el negocio en la playa, de un puesto de batidos ha pasado a una hostal, ahora suena bonito un bar. Y con sucursal aquí en Guayaquil, así estaré de un lado a otro. No quiero dejar mi linda ciudad pero no quiero pasar mucho tiempo sin estar en la playa, junto a mi papá. Hablando de bares, hoy estaré hecha la bartender en la alborada, el lugar se llama Revólver, al final del Garzocentro, a la derecha (nada de publicidad, eh, jeje, es el bar de unos amigos pues, qué se puede hacer sino apoyarlos). Hace algunos años me ha entrado el gusto por preparar tragos, es más, estuve a punto de meterme a un curso de flair bartender porque me parece del carajo, pero la falta de tiempo me detuvo.


Siguiendo con mis planes, según quería sacar una maestría pero ya no estoy muy segura. Lo que sí quiero hacer es graduarme y darme una vueltita por el Ecuador, para empezar. Quiero conocer mi país, sus 4 regiones, antes de salir y conocer algo ajeno. Primero pensé viajar con mis ahorros pero luego me pasaron el dato de conseguir algún trabajo el cual implique viajar. El mejor que se me ocurre es de guía turística. Domino un inglés promedio y soy buena en el trato al cliente. Así que si alguien tiene por ahí alguna vacante, que sea a partir de enero, me deja un comentario. Qué otros trabajos podría optar, bueno, dicen que azafata, pero ellas usan tacos, se maquillan y deben tener falditas. No, no me veo como azafata.


Sigo aprendiendo artes marciales, en especial brazilian jiu-jitsu, junto a wrestling, judo y vale todo. Estoy enamorada, me fascina. Ya me ascendieron, sigo siendo cinturón blanco pero ahora tengo una rayita. Me sentí muy orgullosa de mí esa mañana cuando el instructor me envolvió la punta del cinturón con la cinta. Cada vez voy mejorando, he hecho nuevos amigos y me siento bien conmigo misma.

A ver... algo más... algo más... creo que por el momento nada. Esto es lo que me ha pasado ahora último. Sobre lo de la novela del post anterior, ya se solucionó, y aunque no todos los personajes salieron bien parados, bueno, a veces es necesario. Pinche vida, cuando crees que todo está solucionado, te lo complica un poco más. Bien dice Forrest, la vida es como una caja de chocolates, uno nunca sabe lo que le va a tocar.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Sigues en el Bidokán amiguita???

Nita- dijo...

Habla Carlos... no, ya no estoy en Bidokán, estoy en otra academia, nueva :o)

Saludos.