martes, julio 26, 2011

Perdónate

Resulta que cuando una se quiere hacer la dura, la que todo lo sabe, la que tiene todo bajo control, viene la vida y ¡zas! te zarandea, diciéndote: "no te me vengas a hacer la loca". 
A veces no se quiere sentir, porque ya se ha sentido antes y no se ha salido bien parada. O por temor, inseguridad, ¿qué puede pasar si se sigue sintiendo? ¡Ja! La vida se ríe y te coloca en una situación en donde no puedes hacer más que dejar fluir tus sentimientos.

"Mascas, mascas, mascas. Deja de analizar tanto todo lo que sucede a tu alrededor. Escúchate. Fluye".

Joder. Me cagaron. Así de sencillo. Todavía tengo miedo. Todavía tengo mucho por aprender.

Me abofetearon.

4 comentarios:

Saudade dijo...

Me pasa lo mismo. Una amiga me dijo hace unos días: ¨Piensas demasiado. Hay que hacerlo¨. El contexto no es el de tu post, pero creo que vale para todo. A veces racionalizar quita el ímpetu que la emoción y la intuición dan. Lo triste (o lo bueno) es que equivocarse o cagarla, puede suceder tanto si racionalizas mucho o si te dejas llevar por entero por las pasiones.
Veámonos Patiño.
Te extraño amiga.

Nita- dijo...

Me terminaron diciendo que está bien analizar las cosas, pero no dejarse llevar por la razón. Hay que darle cabida a los sentimientos, y crear un balance, una armonía =D

Ponga fecha, hora, panas y vino. Veámonos Toral.

Saudade dijo...

Dale querida. Veámonos en casa de Eddie el viernes 29. Es su cumpleaños. Podemos llevar vinos y quesos.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

no los escuches