martes, enero 03, 2006

Vaya ahí con tu nuevo año...

Antes que nada y después de todo, jejeje, ¡feliz año 2006 carajo! Que sea un rico año, lleno de alegría y aprendizaje, joo jooo... Sé que eso se desea en los últimos días de diciembre pero ñaaaa... yo lo digo ahora pues, ¿cuál es el pito entonces? Jejeje

A ver... para ponernos al día y no dejar botadito el blog, aprovechando que ya se fue el jefe a comer y no me llamará la atención, a ver, qué les cuento... jejeje... pues que el otro viernes se realizará el primer blogs and beers del año así que aprovechen, separen esa noche en su nueva agenda y se verán allá. Se verán porque todavía no sé si voy yo =o) El banner lo pongo después pero lo podrán encontrar donde Aldo y El Manaba.

De ahí, pos sapeando el súper blog del colega Rafa, encontré un test buenazo pa saber qué ronda por tu subconciente. El loco este dice que no funciona en firefox pero resulta que sí así que ahí les paso el link para que lo prueben.

De ahí otra colega, Christina, ha regresado a la vida su pobre blog que lo ha tenido botado desde quién sabe cuando. Querida, bienvenido sea tu regreso y ya pues, no nos vuelvas a dejar así pues... pobre blog, triste y bota'o.

Bueno, ahora la que se jodió soy yo porque ya me están empujando para ir a almozar, y a que no adivinan qué hay de comer en mi casa... sí, pavo, otra vez... desde el 31 estoy comiendo pavo, jo joo... pero no sé si es idea mía o qué pero mientras más guardadito esté sabe más rico, jo jooo... Bueno, ahí nos estamos viendo entonces. =D


Actualización:
Pirata, piratita... qué rabia de verdad.
Hace algunas semanas, caminando por el Albán Borja, me topé con un señor que llevaba en su brazo el sexto libro de Harry Potter. Yo me quedé asombrada pues creía haber leído en las noticias que no se iba a publicar la versión en español hasta comienzos de este año así que la curiosidad me llevó al puestito de libros que está frente al Banco del Pacífico. Le pregunto al señor por el libro y efectivamente me enseña la dichosa portada que tantas veces he visto en inglés, pero ahora, en mi querido idioma. No lo podía creer, ¿cuánto cuesta? pregunté, $15 dólares y hay una versión de $13.

Sin embargo le di vuelta al libro pues quería cerciorarme de algo. Buscando la firma de la editorial Salamandra, la dueña de los derechos de reproducción en español, adivinen qué, no la encontré. Es más, ni siquiera tenía indicio de alguna editorial. ¡Ah no! Pensé, es pirata, no puede ser. Lo devolví indignada y me dije a mí misma "esperaré a febrero que lo publiquen en español y compraré el original, como todos los demás tomos que tengo carajo".

Según el sitio oficial de Salamandra, en las noticias, recién el 23 de febrero saldrá a la venta el verídico, jejeje... Tocará aguantar nomás. Y sí, sé que lo pude haber comprado hace rato en inglés pero no lo quiero leer con un diccionario a lado porque no me metería de cabeza en la historia, y eso no pega. Y qué rabia, porque bueno, que lo vendan pirata en la calle ya pues, como que ya es costumbre eso, pero en una isla de libros dentro de un centro comercial es otra cosa muy diferente...

2 comentarios:

joseph dijo...

Soy consciente de que voy con casi dos años de retraso, dentro de poco tendré que decirte feliz 2008,pero ya te alcanzaré...
Y en otro momento probaré el test del subconsciente, que ahora me acabo de dar cuenta que aún no reinstalé mi antivirus, y después se me olvida. Ciao.

joseph dijo...

Ya probé el test del subconsciente, je, je. Si ya lo decía un tal Freud...