miércoles, julio 15, 2009

5 estrellas, 4 deseos


No me lo esperaba. Nunca se me cruzó por la mente. De repente alcé los ojos al cielo y una sonrisa se dibujó en mis labios. Un cielo negro terciopelo, salpicado de un sinfín de estrellas. Todas brillando, todas parpaeando, todas sonriendo, como el Principito.

No pude aguantar las ganas, fui guiada a un espacio amplio, el cesped acogió mi cuerpo. Acostada, boca arriba, sin hacer nada, sin decir nada, no había necesidad, la plenitud del cielo me sobrecogió.

Y creí que eso era más que suficiente. Cuando de repente:
- ¿Viste? ¡Una estrella fugaz!
- ¡No!, ¿dónde?

Me perdí la primera. Sí, la primera, porque sin darme cuenta, como un regalo de algún ser superior (¿Dios?) pude disfrutar de 4 estrellas fugaces que le siguieron.

Extrañamente, presentía que iban a venir más. Y decía:
- Ya verás, vamos a ver una más.
- ¿Cómo lo sabes?
- No sé, simplemente lo siento.

Una pequeña lluvia de estrellas. Ni siquiera recuerdo cuándo fue la última vez que había visto una, pero era una adolescente.

Pero esta vez sí lo recordaré. Sábado 11 de julio de 2009. 5 estrellas, 4 deseos.

Gracias :o)

5 comentarios:

Luis Vélez dijo...

Cheverísimo Nita, entra a stellarium.org e instala el programita, te vas a entretener mucho ;)

Mclasso dijo...

Saludos.
La tierra se hacerca al cinturon de asteroides todos los años entre junio y agosto por tal motivo se puede observar con mayor frecuencia este lindo espectaculo natural, lastima que las luces de la ciudad no nos permitan ver el cielo.

Ricardo Astrauskas dijo...

Ha que bonito las estrellas

nat dijo...

Yo la única vez que vi una estrella fugaz fue cuando era niña en la casa de mis abuelos. Desde ahí he tenido mala suerte... todos ven menos yo. Tendré que prestar un poco más de atención...

Saludos!

Nita- dijo...

Luis: Lo instalaré, gracias por el dato.
Mclasso: Mira tú qué interesante, alzaré más seguido la mirada al cielo.
Ricardo: Las estrellas son un fenómeno maravilloso.
Nat: Simple querida, tiene que ver más seguido el cielo, pero cuidando donde pisa pa no irse de boca, jeje.