martes, septiembre 22, 2009

Desafío 50K - Guayaquil de punta a punta

Me encanta andar en bici. Desde chiquita. Recuerdo haber tenido una linda bicicleta montañera rosada. En esos tiempos fresitas jeje.

Por falta de tiempo, he dejado la pedaleada abandonada. Hace un par de años me conseguí una bici de segunda mano y volví a mis andadas, pese al temor de mi mamá. Hay que reconocerlo. Pedalear en Guayaquil no es muy seguro. Las calles con baches, los amigos de lo ajeno, y lo peor, el irrespeto de los conductores de vehículos a motor. Creen que son dueños de la calle y no les importa lanzarte el carro, ahí te las tienes que arreglar.

Sin embargo hay una solución a esto, y se llama Club de ciclismo Ecuador Aventura. Unirte a ellos y participar en sus ciclopaseos es una excelente alternativa para salir a pedalear por la ciudad con más seguridad.

Mes a mes realizan diversos paseos. Y no sólo dentro, sino en las afueras. Por ejemplo, este sábado habrá una travesía nocturna a Playas. El costo de inscripción es mínimo, y la experiencia grande.

El domingo pasado, me animé y participé en uno de sus ciclopaseos. Los dejé por un buen tiempo ya que la bicicleta me quedó pequeña. Era aro 24 y yo necesitaba una aro 26. "Un finde me compro la nueva", "el otro finde sin falta" hasta que me cansé de tanta espera y el sábado fui. El domingo ya estaba lista. El nombre del ciclopaseo era exactamente mi sentir: Desafío 50K Guayaquil de punta a punta. Empezamos en las Orquideas, cerca de Villa España. Pedalea, pedalea... pedalea... hasta el Puerto Marítimo. Y luego, de regreso.

¡Fue increíble!

Tranquilos, no vamos solos. Resguardados por la Comisión de Tránsito, apoyados por la Cruz Roja.

Fue todo un desafío. Meses sin pedalear. La mayoría del recorrido fue plano, pero tuvimos que pasar ciertos pasos a desnivel que me hicieron sudar la gota gorda. El sol tostó mi piel, enrojeció mis mejillas y me dio más ánimos para seguir. La mayor parte del recorrido la completé sin ningún problema. Pero faltando 5kms las energías empezaron a fallarme. Me quedé casi al final del grupo, pedaleando despacio, pero no me permití parar.

Faltan 3kms me llené de fuerza. Un amigo pasó a lado mío y me dijo "vamos Diana, tú puedes, faltan sólo 3kms y aquí viene una bajada maravillosa". Ese fue el empuje que necesité.

Al final, vi a lo lejos la meta, el inicio de todo el recorrido, y una sonrisa se dibujó en mi rostro. Pedaleé con ganas y llegué.

Lo repito, fue maravilloso.

Al final un diploma, la foto, y la satisfacción.

Para los que quieran ser parte del club, tienen que inscribirse y listo. Tener una bici en buen estado, ropa cómoda, casco (preferiblemente) y muchas ganas de pedalear.

5 comentarios:

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

me nalegra mucho, ahora te pondras mas mami! juas!

belica dijo...

En mi pueblito tambien organizan ciclopaseos, pero lo hacen una vez al mes, siempre digo que voy a participar pero me hace falta la cleta... snif =(

Luis Vélez dijo...

y la foto???

Anakriks dijo...

Uy q riiiico es salir en la bici, y dejar q sean tus propias piernas las q te lleven lejos, a donde quieras (o en este caso, el ciclopaseo lo permita) y q chevere saber q hay estas iniciativas para poder apropiarse, aunque sea un poquito de las vías q son de uso exclusivo de los vehículos motorizados en el día a día.

Y nada como esas palabras justas en el momento de flaquear; cuando has pasado el punto de dolor, en el que dices, de aquí no me muevo más; pero aún así lo intentas, sacas fuerzas de algún lugar escondido y das una y otra vuelta con los pedales y de repente, ya, lo lograste, llegaste a la meta. Y te das cuenta de todo lo que puedes lograr si lo intentas un poquito más.

Que rico es subirse a la cicla y saber que ella y tu rodaran, comiéndose los kilómetros y disfrutando de cada momento. Creo que necesito salir a pedalear urgente. Y eso sí mi querida Monita, siempre, siempre utiliza casco.

Gustavo dijo...

Diana, que gusto encontrarte por aqui. Tambien frecuento los paseos de Ecuador Aventura, seguro me reconoces en las fotos.

Pues si, los paseos son increibles y muy recomendables!

Saludos