martes, septiembre 29, 2009

Pensamiento mágico = Disney nos metió el dedo a las mujeres

El otro día hablando con un amigo, le dije en tono broma que si no encuentro a un hombre con quien pasar el resto de mis días, seré madre soltera. Él simplemente respondió: "Mija, usted lo que tiene es pensamiento mágico".

Me dejó fría con eso e incitó mi curiosidad. Busque, leí, vi, analicé y llegué a la conclusión: Estoy jodida. Tengo y sufro pensamiento mágico.

¿Qué es pensamiento mágico?
Es una forma de pensar y razonar que genera opiniones carentes de fundamentación lógica robusta o estricta. Seguir leyendo...

Aunque el pensamiento mágico tiene algunos fines positivos, en el momento de pensar en el "hombre ideal" nos sale el tiro por la culata. ¿Por qué? Un par de párrafos que encontré en mi pequeña investigación responden perfectamente:

Pareciera que una de las secuelas de los cuentos sería que nosotras estaríamos esperando siempre que ocurrieran cosas mágicas en nuestra vida que nos sorprendieran y que por ende nos hicieran felices. Esta espera nos llevó a internalizar un mundo interno diferente al real, en el cual las cosas y la vida en general serían perfectas y por lo tanto al compararlas con la vida cotidiana nos produciría dolor y frustración.

Frases como "no me miró", "no se acordó" "fue rico pero...." son un buen reflejo de cómo este pensamiento mágico influye en nuestra vida cotidiana y nos hace no valorar lo que tenemos, esperando ese "algo" que nos falta.

En este juego también caen los hombres quienes se ven obligados a cumplir con estas expectativas sin saber que es imposible que las cumplan en plenitud, con lo cual ellos tienen la sensación de que "nunca estamos contentas con nada" "no hay cómo hacernos felices" "te quejas de llena porque no te falta nada" etc.

Esta dinámica nos esclaviza a ambos y la alternativa de salida sería destruir a la heroína que llevamos dentro, asumiendo que sólo somos seres humanos y aprendamos a soltar y después de hacer esto, destruyamos el príncipe que tenemos dentro para así amar con más libertad al hombre real que tenemos al lado.

Mientras más parecido sea el mundo mágico al mundo real en una mujer, más feliz se sentirá en todos los aspectos de su vida y mientras más diferencia entre estos dos mundos mayor infelicidad femenina y por lo tanto eso se expresaría en infelicidad de pareja.

Las invito a revisar cómo esta nuestro pensamiento mágico y si estamos siendo capaces de disfrutar nuestro mundo real con personas reales para así ser plenamente felices.

Pilar Sordo M.
Psicóloga


¿Cuál es el problema entonces?
Que gracias a todas esas lindas películas de Disney que vimos de niñas, con el fabuloso príncipe azul, que rescata a las pobres mujeres de la miseria, la soledad e infelicidad. Llegan a resolver todos sus problemas y son felices para siempre. ES MENTIRA. Pero nosotras lo creímos.

De pequeñas nos jodieron el mate.

Nos incitaron a buscar ese hombre perfecto. Alto, guapo, adinerado, romántico, tierno, apasionado, atento, encantador, detallista, caballero y bla bla bla.

NO EXISTE.

Y encontramos uno que se le acerca, pero le falta esto, o aquello. Tratamos de cambiarlo, él trata de cambiar. Al final, no funciona. Porque no se debe cambiar, sino aceptar.

Así que queridas. Debemos borrar esa información errónea, reinstalarnos el chip y buscar a un hombre real. Una persona que tenga virtudes y defectos.





Nota: No piensen mal de mí por favor. Soy de todo menos pesimista. Quienes me conocen saben que siempre descubro el lado positivo de las cosas, porque lo tienen. Es el equilibrio cósmico. Simplemente estoy exponiendo mi pensamiento y compartiendo este descubrimiento. Siempre supe que fallaba en esto, pero no le había puesto nombre. Maldito pensamiento mágico.

8 comentarios:

Kodama San dijo...

Yo creo que me saqué la lotería con mi marido. Es mejor de lo que me imaginaba, eso que no es ningún principe azul jejeje :P

Nita- dijo...

Algunas como tú tienen esa buena suerte :o)

Me alegro por ti guapa. Disfrútalo y aprovéchalo. Que hay pocos.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

Yo creo que hombres y mujeres debemos dejarnos de ese juego estupido del ser ideal.

Jorge Luis Pérez dijo...

A priori suena bacán lo de pensamiento mágico, más o menos lo que tenía Matilda en su peli.

Akane dijo...

entonces yo estoy jodida porque me sumerjo en mi pensamiento magico para sonreir un poco a esta realidad... en algo tienes mucha razon Disney nos jodio la vida, pero siempre hay un lado bueno de todo el pajarraco puede ser je je je

diegocevallosn dijo...

Genial tu blog en verdad sigue adelante!!!

El Cuy dijo...

No hay hombre o mujer perfecta, en eso tienes toda la razón. Esto se debe a que son un eslabón anterior al cuy en la cadena de la evolución. Solo los cuyes solemos ser perfectos, aunque esta perfección nos lleva a niveles de locura nunca antes vistos, jojo.

Beso monita! Chevere post :)

George dijo...

Chevere post, pero si me permites sugerirte q conserves ese pensamiento mágico, ya q aquellas q lo tienen son las q encuentran su príncipe azul. :)