miércoles, enero 19, 2011

Feliz cumple papá

Hoy hubieses cumplido 60 años.

Y conociéndote, lanzarías la casa por la ventana. Te gozarías el llegar a una edad muy temible por los adultos, lanzarías un par de malas palabras y derrocharías vino de tal forma que el mismísimo Baco se pondría celoso. 

Me habría quedado despierta hasta las 12am para llamarte a felicitarte. A cantarte el "feliz cumpleaños" y cantarías conmigo, celebrándote. Gritarías "¡Viva yo!" entre risas. Y en la mañana, apenas me despierte, volvería a llamarte para cantarte "las mañanitas", con mi voz de recién despierta, aunque suene horrible, así desafine, estarías contentote. 

Te pondrías tus pantalones otavaleños, con esas camisas que puso de moda Correa y que siempre decías que te las copió a ti porque las empezaste a usar seguido antes que él. Amarrarías tu cola de caballo con una liga, ese cabello largo y canoso que siempre te gozaba que era melena de león desahauciado, bolsito tejido artesanal al hombro y saldrías a caminar por la ciudad.

Te reirías, a carcajadas, esa risa que te salía bien desde adentro, que se atoraba de lo rápido que salía por tu boca y a veces sonaba como relincho de caballo por quedarte sin aire. Acto seguido, te pondrías rojo, bien rojo, a punto de estallar. Tú literalmente "estallabas de la risa".

Recibirías cientos de llamadas, miles de mensajes de felicitación, abrazos, un sinfín de besos. Y tú los recibirías con enorme gusto. Hasta de personas que, gracias a tu fabulosa memoria, no reconozcas pero que te tienen en enorme estima.

Hoy tomarías café, tu clásica taza de café negro, cargado. Y prenderías un cigarrillo, para fumártelo despacio. Y aunque nunca me gustó que fumaras, hoy no habría tenido problema.

Imagino que terminarías la noche en el Perro, abriendo una cuenta que el dueño sabría de antemano, a pesar de tu gran elocuencia y poder de convencimiento, que no ibas a pagar. Pero no le importaría. Te ganabas de tal manera a las personas que les gustaba verte disfrutando y contagiando a todos de esa gran energía que te caracterizaba. Y cuando sonaran los Beatles o algún rock n' roll clásico, te sacarías los zapatos y bailarías a pies descalzos en pleno bar.

Sí, hoy estoy segurísima que te gozarías el día, tu día, tu vida.

Feliz cumple pa. Ahora sé que te la sigues gozando, estés donde estés.

5 comentarios:

Natalia Cartolini dijo...

Y claro que está gozando...además está feliz de tener una hija tan chévere que ha logrado tantas cosas en su vida. Feliz cumpleaños a tu papá :)

Santiago dijo...

WOW ! simplemente hermoso post ! felicidades a ese hermoso ser que está allá cuidándote :) tienes un lindo corazón ! un abrazo mi querida!

Falcon dijo...

Ya entiendo el porque de la llovizna en esta madrugada... Feliz Cumpleaños tocayo...!

@Pgarzon dijo...

Que lindas palabras y que merecido homenaje le haces a tu papá. Destilas esa buena vibra que el te legó, nunca la pierdas.

Saludos

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

bakan, en verdad