viernes, febrero 18, 2011

Mientras armo la maleta

De repente te quiero aquí conmigo.
En este preciso momento, en este preciso lugar.
Cerrar los ojos y poder sentir todavía los tuyos sobre los míos.
-vigilando mi sueño-
Creo que es por eso que puedo dormir prácticamente en cualquier sitio, siempre que estés a mi lado.
Te quiero. 
A ti. 
Aquí.
Conmigo.

2 comentarios:

Rudd-O dijo...

Me has leído la mente justo suitors en este preciso instante. Le voy a pasar este artículo tuyo a la frutita.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

ichi