lunes, marzo 11, 2013

¿Quién entiende al corazón?



Ama apasionadamente. Con rabia. Lujuria. Fervor. Y así como ama, también puede odiar. Con el mismo ímpetu, con el mismo desenfreno. 

Sí. Sé que el corazón es sólo un órgano que bombea sangre. Todo está en el cerebro. Bendita máquina segregadora de hormonas, pensamientos, emociones, y sueños.

Entonces, el que ama es uno. Entero. Yo. Yo amo. Con cada célula de mi cuerpo. Yo. Yo siento. Con cada poro de mi piel. Yo. Yo quiero. Con cada respiración que hincha mi pecho. Y así uno debe de aceptarse. Con sus errores, y sus virtudes. Porque uno es, y no puede cambiar. Sólo adaptarse. Y soltar, no amarrarse. Saltar al vacío, y disfrutar el viaje. Porque nada dura para siempre. Somos sólo pasajeros en este tren llamado "vida". Soy como la fábula de la rana y el escorpión. A la larga voy a picar, aunque eso provoque mi fin. Es mi naturaleza. Lo sé, y lo acepto. Moriré viviendo con pasión.

1 comentario:

Fayrus Buscador dijo...

Lindos pensamientos!

Encuentra libros,plumas,tablets en

www,fayrus.com

"Mi buscador de productos"