jueves, septiembre 05, 2013

¿Homosexualidad? La acepto, mientras no la veo.

El otro día estaba conversando con unas personas y saltó el tema de la homosexualidad. Uno de ellos, con toda la seguridad del mundo, sentenció:

"Yo no tengo ningún problema con ellos. Si quieren andar juntos, está bien. Pero no es correcto que anden demostrando afecto en público. El otro día vi en una esquina a dos chicas besándose. Ya eso no deben hacer. No se ve bien. Y tampoco creo que deban permitirles adoptar niños. Va a crecer un niño desviado. No va a saber quién es el papá y quién es la mamá. O no va a entender por qué tiene dos papás o dos mamás".

Dijo tantas cosas con las que no estoy de acuerdo, que no supe por dónde empezar a debatir. Y así como él, deben haber muchas personas que piensan igual. Que toleren la homosexualidad mientras no la vean. "Living is easy with eyes closed"

Tolerancia:
2. f. Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

¿Tolerancia? Eso no lo considero tolerancia. 

Eso es discriminación.

Entonces me viene la pregunta: ¿la homosexualidad va contra natura? Porque biológicamente el pene y la vagina están diseñados para encajar. Pero a la hora del sexo, se vale todo. Y ni hablar del amor. Si hay sexo sin penetración, y un sinfín de manifestaciones de amor, ¿por qué señalar a una pareja del mismo sexo?

Pero claro, el porno lésbico te enciende, ¿verdad?

Y a la hora de criar hijos, ¿cuál es el argumento que considera que dos hombres o dos mujeres no pueden educar a un niño con buenos valores, o principios? ¿Porque son homosexuales? El amor, el respeto, la comprensión, el perdón, la felicidad, el agradecer, la superación, el querer ser mejor, son innatas del ser humano. Ya sea hombre, mujer. Hetero, homo, bi, les, trans, y tantas definiciones. Todos somos capaces de amar, de ser felices, de enseñar, de aprender. ¿Una pareja del mismo sexo puede criar a un hijo con buenos valores? ¡Por supuesto!

Abre los ojos. El amor no se limita. El amor da, y recibe. El amor no se puede definir así y ya. Lo que es amor para mí, no será amor para el otro. Y si dos personas se encuentran, y nace algo entre ellos, algo que vale la alegría, algo por lo que valga la pena luchar, un sentimiento que crece y saca lo mejor de ellos, ¿quiénes somos nosotros para señalarlos y decirles que están mal?


1 comentario:

Santiágo Toral Reyes dijo...

Patiño, ahora que te leía, justo pensaba en algo. ¿Por qué una pareja homosexual no puede adoptar? ¿Acaso el homosexual no vino de una pareja heterosexual? Ese argumento de que el niño nacerá 'desviado' es absurdo, porque si fuéramos a ese hecho también se tendrían que fiscalizar a todas las parejas hetero para ver si es que pueden 'desviar' a sus hijos.
En realidad es importante el aceptar, como decía Maturana 'amar al otro como legítimo otro en convivencia'.

Qué bueno leerte, Patiño!
Abrazos desde el fin del mundo.